Continúa la cosecha en San Isidro de Van Smile

Otra vez ganó Van Smile. Otra vez, el hijo de Van Nistelrooy no encontró oposición en alguna de las pistas de San Isidro. Ahora fue en la arena, donde pasó a ganar en mitad de la recta, guapeando entre los palos y el puntero, y llegó al disco primero por dos cuerpos, en el Handicap Parwiz, sobre 1400 metros. El alazán tostado se impuso en seis de las últimas ocho carreras que corrió y lo ha hecho consecutivamente en las cuatro más recientes.