Celestial Candy escala en la distancia y el nivel

La evolución de Celestial Candy es doble. Por un lado, sigue respondiendo con creces cuando suben las exigencias. Por el otro, se siente cómoda también ante la mayor distancia. Un ejemplo de ambas cuestiones resultó el Clásico Carlos Tomkinson (G 2), que ganó por cuatro cuerpos en la milla de arena de Palermo. Su triunfo de mayor categoría en el recorrido más extenso para la hija de Candy Ride y Blissful Song, que comenzó su campaña en el kilómetro y lleva seis primeros puestos en once presentaciones.