Un 1-2 histórico en el Buenos Aires

La primera versión del Clásico Buenos Aires (G 3-1600 m) en la pista de césped de Palermo quedará grabada entre las jornadas más memorables para el haras, por el 1-2 consumado por Music Van y Fasteed Emperor. El hijo de Van Nistelrooy se impuso por tres cuerpos sobre el descendiente de Emperor Jones, selló el más importante de sus cuatro triunfos con la chaquetilla del stud De Galera y extendió a cinco los ganadores clásicos de la primera generación en el país de su padre.