Glory Seattle, coraje y velocidad para lucirse

Después de ganar el Gran Premio Ciudad de Buenos Aires (G1) en Palermo, Glory Seattle volvió a San Isidro y logró otra victoria clásica, con velocidad y guapeza. El hijo de Seattle Fitz fue en búsqueda del puntero Ultra Urbano y tuvo resto para controlar su resistencia en el césped pesado y cruzar el pescuezo adelante, en lo que fue su cuarto triunfo en las últimas cinco presentaciones. El descendiente de The Best Glory se consolida como el número 1 entre los sprinters.