Ina Nistel también pudo con los machos

La única potranca del grupo hizo valer su velocidad ante los cinco potrillos que le salieron al cruce en el Clásico Benito Lynch (G 3), en los 1200 metros de la arena del hipódromo de La Plata, y obtuvo su sexta conquista en once carreras. Con Jorge Ricardo en la montura, la hija de Van Nistelrooy llegó a la punta esta vez en mitad de la recta, cuando pasó de largo a Gracias Guapo y lo dejó a tres cuerpos, en el segundo puesto. Defensora del stud Mi Martincito, la zaina ha ganado las tres últimas veces que fue llevada a competir al Bosque.